CoralReef

Coaching y motivación personal

Categoría: Articulos

La música como expresión del universo gay

Como ya os he comentado en otra ocasión, recorro el mundo cantando en una coral, una afición que descubrí gracias a la ciencia del coaching. Como comprenderéis, en esta actividad he conocido a muchos compañeros de profesión, y si algo tengo muy claro, es que en el canto abundan los gays.

¿Puede ser casualidad? No lo creo. Aunque no sea una fórmula exacta, no hay más que mirar en el mundo del arte, donde las hombres homosexuales se han hecho con los huecos más importantes, y si nos centramos en la música en especial, son múltiples las muestras que puedo nombrar.

¿Realmente las artes y la homosexualidad masculina pueden estar relacionadas? Pues está claro que hay algo en el alma femenina que la hace más sensible, y más apta para la actividad artística; y ya sea porque los poseas naturalmente (lesbianas) o porque deseas poseerla (gays), no hay duda de que predispone naturalmente para poder expresarte de una forma especial.

En la historia de todas las artes han existido homosexuales de uno u otro género, no creo que sea un secreto para nadie. Pintores, escultores, arquitectos, actores… todos  ellos se han expresado a través de una disciplina artística, y todos ellos han conseguido dotar a su obra de una excelencia única, reconocida más allá de su vida.

Y en el mundo de la música no ha sido diferente. Las malas lenguas decían que Chaikovski, el autor del famoso ballet El Lago de los Cisnes, era gay, a pesar de tener esposa; y en cuanto al compositor francés Francis Poulenc, era un homosexual muy activo, que basaba todas sus obras, incluso la popular ópera La Voix Humaine, en las vivencias sexuales que tenía con otros hombres.

Pero adelantémonos un poco más, en pleno siglo XX. Para mí, el icono por antonomasia de la canción gay es Freddie Mercury, tristemente muerto a causa del VIH. Él nunca llegó a reconocer francamente su homosexualidad, decía que era bisex, pero a mí me parece que era para marear la perdiz, sinceramente. El artista de origen hindú fue cantante, compositor y músico, y todo lo hizo bien, y su muerte a la temprana edad de 45 años acabó con una carrera que pudo ser meteórica.

Pero hay otros que también han dejado su marca: The Communards, Boy George, Elton John… y el también recientemente desaparecido George Michael, que fue algo así como el que ocupó el lugar de Mercury como icono de los LGTB. Ricky Martin, Mika, y Christian Chávez son algunos de los gays más de moda en el mundo musical en estos momentos, y los que llevan y llevarán la voz cantante en la tendencia de este arte.

En fin, que la música está al alcance de todos para disfrutarla, pero sólo de algunos para crearla; y entre estos, los homosexuales suelen brillar con luz propia, como podéis ver.

Descubre cuál es tu vocación

Puede parecer fácil descubrir cuál es tu vocación en la vida, pero cuando te pones a ello te das cuenta de que esas cosas que supuestamente te gustaban tanto, cuando tienes disponibilidad y  tiempo para hacerlas no te llenan tanto…

Yo me he sentido muy frustrado durante años porque no encontraba el camino que debía seguir y siempre me encontraba los mismos obstáculos: el tiempo, el dinero y la falta de claridad de ideas.

Gracias a que un buen amigo mío estudió coaching pude lograr centrarme en la vida porque me ayudó mucho, el coaching es una profesión emergente y que está demostrado que ayuda a las personas porque a todos nos gustan que nos escuchen pero sin que nos traten de locos, no sé si me entendéis, cuando tu vas a un psicólogo muchos piensan seguramente por ignorancia que tienes problemas mentales y no es cierto, aunque tampoco tendría nada de malo porque todos somos seres humanos con nuestras virtudes y con nuestros defectos.

El caso es que gracias a mi amigo yo mismo fui dándome las soluciones y es que lo más gracioso de todo es que nadie más las tenía, digamos que me dejó hablar y con determinadas preguntas me fue guiando hasta que tuve una especie de cortocircuito en la cabeza que me hizo reaccionar.

Es una gran tontería pero a mí siempre me había gustado cantar en cualquier lugar donde estuviera, mi cabeza no podía parar y cada vez que cantaba me sentía bien, pero jamás pensé en que el canto podría ser mi forma de vida o que pudiera ganarme la vida con él, pero a día de hoy puedo decir que canto en una coral con la que recorremos todo el mundo y soy la persona más feliz de mundo, os lo aseguro.

Yo tenía un “don” oculto y pese a que era consciente de que cantaba bien, mi entorno y mi familia se reían de mí y cosas por el estilo, por lo que estaba en cierto modo condicionado por ellos y por eso nunca quise dedicarme al canto.

En el momento en el que dejé de escuchar las voces que interferían en mi y escuché mi voz interior se acabaron los problemas y las indecisiones, por lo tanto vuestra misión en la vida es escuchar vuestra propia voz y lo que os dicta la conciencia, es lo único que os hará ser vosotros mismos.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén